Los Rústicos están basados en actividades culturales antiguas que hacen de estas piezas verdaderas obras de arte por su valor a través del tiempo, su proceso artesanal y su gran impacto visual en la Arquitectura. Tienen características arquitectónicas propias e innatas a actividades culturales milenarias basadas en trabajos manuales; secados al aire de y sol de Cundinamarca y finalmente cocidos en hornos históricos de la formas más artesanal.

En la Industria de la construcción actual, los ladrillos rústicos y recocidos, al quedar siempre a la vista, se usan principalmente como elemento decorativo, embelleciendo obras modernas mezclando lo clásico con lo contemporáneo.

El proceso de fabricación tradicional del ladrillo común recocido (tolete) con arcillas de alta calidad lo hacen un producto con excelentes características a factores externos de absorción, compresión y flexión. 

Gracias a estas características el Ladrillo Recocido (Tolete) tiene diversas aplicaciones como:

  • Cajas de inspección.
  • Fachadas rústica.
  • Adoquín.
  • Divisorio.
  • Cajas de aguas negras.

Recibe gratis una asesoría profesional para tu proyecto
Contáctanos ahora mismo

Llámanos:

Déjanos llamarte

Los campos marcados con (*) son obligatorios